martes, 6 de marzo de 2018

ANGEL O DEMONIO

El deseo de experimentar constantemente nuevas sensaciones puede suponer según los expertos un trastorno en la conducta. En el lado opuesto, el conformarte recreándote asiduamente con las mismas sensaciones suele desencadenar en estados de rutina, apatía, pereza....

En mi opinión, todo está en como lo logres canalizar y cuales son tus objetivos en la vida, yo me quedo con la renovación continua, las metas eternas, el anhelo de superación y con lo positivo de lo alcanzado hasta el momento.

Esto todo es aplicable a cualquier faceta de nuestra vida. En el caso que me ocupa, por mi pasión, por mi trabajo, en fin... mi vida, el mar y sus inquilinos.

Hasta la próxima amig@s, buena pesca a tod@s y no dejéis de experimentar....



1 comentario:

  1. Está claro que según todo se mira diferente, según los ojos. Cada uno persigue sus metas, aunque uno puede llegar a un punto en el que experimente su máximo "placer" y ya no quiera seguir buscando. Buscar es otro sistema, que puede ser tan válido como el anterior, pudiendo llegar la sorpresa de subir un peldaño más.
    En todo caso, que cada uno disfrute como más le reporte.
    Saludos

    ResponderEliminar